Roma Imperial > Emperadores romanos complementarios > XXI Caro
caro

Marco Aurelio Caro, nacido en Narbona ? o Milán ? De fecha desconocida.

Fue cónsul y procónsul en Cilicia, así como prefecto del pretorio, y perteneciente al senado. Como quiera que Caro consideraba un honor pertenecer a esta clase senatorial por los padres de la patria, suprimió a estos todas las prerrogativas otorgadas por su anterior emperador Probo.

Las legiones proclamaron emperador a Caro 282-283, inmediatamente tras la muerte de Probo, propiciando con ello que los bárbaros se envalentonaran nuevamente invadiendo las fronteras romanas. Francos por la Galia, alamanes por el norte, sármatas por Iliria, y los ya acostumbrados persas de Mesopotamia.

Ante lo cual Caro se dirigió con sus tropas junto con su primogénito el violento Carino, y su otro hijo Numeriano, a los cuales nombró Cesar, se dirigieron hacia Oriente. Carino pudo restablecer la mal tratada frontera del Rhin. El Emperador Romano obtuvo resonantes éxitos a orillas del rio Danubio contra caudios y sármatas, aniquilando a unos 16.000 hombres capturando a otros tantos prisioneros. Las compañas en Asia tuvieron como resultado la estampida de los persas expulsándolos más allá del rio Eufrates, cuyo rey Varanares se aprestó a pedir la paz enviando a sus delegados ante la presencia de Caro.

Encontramos una curiosa historia relatada por el historiador latino del siglo III, Flavio Vopisco de Siracusa, el cual relata los acontecimientos que tuvieron lugar tras las victorias del emperador Caro. Por lo visto el rey Varanares de Persia, hizo presentar una comitiva suya ante Caro con el propósito de firmar de la paz. Caro que se encontraba en ese momento comiendo manteca, y unos peces sentado sobre la hierva, les espetó con altanería a dichos representantes persas, el cual tras quitarse un birrete que le cubría su calvicie dijo “que si el rey persa no reconocía la soberanía de Roma, dejaría a Persia tan desprovista de árboles como lo estaba su cabeza de cabellos”.

Aunque una victoria más le abrió las puertas de Seleucia y Ctesifonte, ocupando nuevamente Mesopotamia. No obstante los soldados de Caro, se negaron a seguir con sus impetuosas victorias, por lo que decidieron darle muerte. No se sabe si este final de su carrera militar era cierta, o por lo dicho según otras voces, refiriéndose a un impacto de un rayo sobre su tienda matándo al instante, otra versión habla de una grave enfermedad sin especificar, la cual le llevó a la muerte, la cuestión es que el emperador Caro dejó abiertas las puertas hacia el dominio romano de Oriente, esto fue en el año 283.

                             Artículo relacionado

Probo.

Carino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>