Batallas de la antigüedad > Principales batallas de los romanos > Batalla de las Horcas Caudinas

Contexto de las batallas romanas

Cavdivum I (Actualmente: Ponteligno di Montesarchio, junto a Montesarchio, Italia) Año 321 a.C.

Batalla sino determinante, si de una difusión tanto en la política interna romana, como repercusión popular, incluso en la época actual.

Montesarchio, pertenece a la provincia de Benevento, en la región de la Campania, cerca de la Vía Ápia.


Segunda guerra samnita

La acción de la Batalla de las Horcas Caudinas, tuvo lugar durante la segunda guerra samnita por las que el incipiente ejército romano realizó un arduo cometido, ya que la expansión territorial de Roma, tuvo que irse afianzando a costa de los pueblos latinos que rodeaban a la metrópoli, etruscos, samnitas ligures, vénetos, retios, latinos, ecuos, volgos, sabinos, umbros, picenos, apulios y otros muchos que sería prolijo enumerar.

En un primer momento los samnitas eran aliados de Roma, pero los romanos ansiaban dominar la Campania, así que una facción de los montañeses samnitas hostigaban esta región a fin de lograr una vía hacia el mar Tirreno, los cuales pidieron ayuda a Capua y a Roma, chocando con los intereses de esta última revelándose contra ella por este motivo, en las denominadas guerras samnitas desde el año 326 a.C al 272 a.C.

Los cónsules T. Veturius Clvinus y S.Postumius Albinus, se internaron en territorio samnita con una fuerza de unos 34.000 hombres, en auxilio de la ciudad de Luceria (actualmente Lucera, Italia) por un supuesto asedio samnita a esta ciudad, propalado, al parecer, por los mismos samnitas.

El caso es que el ejército romano se adentra en Samnium (montañeros) desde Apulia, desalojando antes a los caudino en Taburno, ocupando Capua por el cónsul Marco. Valerio Corvo (370-270 a.C) pero aun poco ducho en conquistas y sobre un terreno desconocido por ellos, cercano a los mons Apeninus (montes Apeninos) entre las regiones de la Campania y el Samnium, escogiendo una ruta más directa hacia la ciudad de Luceria, hasta llegar al desfiladero Gargantas del Claudio, entre Satícola y Benevento donde tras enconadas luchas los romanos no lograron rendir a los samnitas, por lo que el ejército romano tuvo que rendirse.

Este hecho fue aprovechado por el estadista Herennius Poncio (`padre de Pontius) para humillar a las tropas romanas, organizando una especie de juego, colocando un arco formado por tres lanzas, dos hincadas en tierra y una tercera a media altura atada por sus extremos a las otras dos (formando un yugo) `por donde hicieron pasar uno a uno a todos los hombres del derrotado ejército romano, que forzosamente se veian obligados a agacharse para poder atravesar el yugo. Condición esta por la cual los samnitas perdonarían a los soldados romanos, Roma ante estos hechos se ven en la imposición de firmar la paz con los samnitas, teniendo que regresar a Roma salvos y sanos, pero con la vergüenza de la humillación infligida.

Artículos relacionados

Época de los reyes

Expulsión de los Tarquinos

Guerras Samnitas

La monarquía romana

Contexto de las batallas romanas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>