Roma Imperial

EMPERADORES ROMANOS COMPLEMENTARIOS

Fue Aureliano un prestigioso militar.

Inicio Apuntes de Historia

XVII-AURELIANO

Lucius Domitius Aurelianus Augustus, nacido en Sirmio ( Servia) del 214-15 d.C. de la dinastía ilírica, y época de Anarquía Militar.

Aureliano a pesar de la ya decadente Roma, supo hacerse valer por sus soldados, no permitiendo ninguna debilidad en ellos. Según una carta de su biógrafo; dirigiéndose a un oficial decía “ Si quieres ser un tribuno, escribe en ella, y si amas la vida ten a raya a los soldados: que ninguno de ellos se atreva a robar un pollo ni una oveja ni un racimo de uvas: que todos se contenten con su ración de víveres. La paga basta para el sostenimiento de todos: el botín debe tomarse al enemigo y no al llanto de los provinciales “. Los soldados le llamaban (mano ad ferrum) blande-hierro, por su dureza para con los enemigos

Roma se pudo ir sosteniendo gracias al ímpetu de Aureliano, puesto que aun el nombramiento de emperador le fue impuesto por sus propios soldados, fue aceptado por el Senado. Ya que las fronteras se volvieron a ver amenazadas por los bárbaros, yuturgios, vándalos y godos, a los que el emperador venció en múltiples batallas.No obstante Aureliano abandonó Dacia tras 170 años de dominio imperial, por razones estratégicas, estableciendo en el Danubio la frontera del Imperio Romano. El emperador llegando a la frontera, los bárbaros ya habían saqueado Galia Transpadana, encontrándolos en Piacenza, pero su ejército se relajó en aquellos momentos, siendo atacados de noche en su campamento, al surgir los bárbaros desde un bosque vecino, causando grandes pérdidas entre las filas romanas.
Roma al conocer la noticia quedó aterrorizada, por lo que consultaron los libros sibilinos, organizando procesiones rogativas como ya habían hecho en otras ocasiones. El ejercito de Aureliano con la adhesión de los marcomanos sumaban un total aproximado de 100.000 hombres, persiguió a los bárbaros entrando en contacto con ellos junto al Metauro, forzándoles a retroceder, lo mismo ocurrió en Pavía esta vez derrotándolos estrepitosamente y obligándoles a huir por los Alpes en completo desorden.Roma seguía debilitándose, ya no era la gran urbe que en sus mejores tiempos fue admirada y temida por todos, puesto que ni los Alpes ni Apeninos servían gran cosa en la defensa de la ciudad, viendo la situación Aureliano, construyó una muralla sobre los restos de la anterior, con una longitud de 50.000 pies (16 kilómetros) comenzando su construcción en el año 271 y terminada en 276 por el emperador Probo.

El emperador concluidas sus campañas guerreras se las tuvo que ver con otros enemigos de Roma. El emperador tuvo que ocuparse del peligro que representaba por los usurpadores de occidente y Asia, Tétrico y Zenóbia, la más peligrosa.
En un principio las relaciones entre el emperador y la reina fueron cordiales, hasta el punto en que algunas medallas alejandrinas aparecían las efigies de Claudio junto a la del hijo de esta, Vabalto, pero la reina de Palmira ocupaba Egipto y Asia Menor aprovechó para extender sus dominios. No se sabe bien el motivo, pero ostensiblemente esas buenas relaciones se rompieron al entrar Aureliano en Bitinia (272) como su base de operaciones, tras esta ocupación se dirige a Galacia y Ancira, oponiéndosele fuerte resistencia la ciudad de Cilicia, pero un traidor de ella le enseñó un canino estratégico para entrar en la urbe, con lo que Aureliano se apodera de la ciudad, evitando el saqueo que sus legiones le pedían, eso si, mandó ejecutar al felón que traicionó su país, al no poder confiar en él.

En Siria Aureliano contactó con Zenóbia, la cual quería defender Antioquía, por ser plaza importante de la provincia, se enfrentaron el general Zabda del ejército de Zenóbia a las legiones de Aureliano cerca de Dafne, venciendo no sin gran esfuerzo, quedando camino abierto hacia Antioquía, donde el obispo de la misma Pablo de Samosata quiso imponer la idea de que Jesús era solo un hombre animado por el Verbo Divino. Un sínodo de obispos quiso rebatir dicha herejía intentando expulsandolo, pero Zenóbia intervino en su favor, confiándole ademas la sede episcopal y un puesto en la administración pública. Presentaron los cristianos de
Antioquía una queja al emperador Aureliano, aunque este con visión política, mantuvo a Pablo de Samosata en su puesto, alegando que eran asuntos eclesiásticos ante los cuales no podía inmiscuirse.

La guerra contra Zenóbia sin embargo continuó culminando en la decisiva batalla de Edesa, Zenóbia aportaba 70.000 guerreros, siendo vencida por la superioridad de su enemigo, retirándose a la seguridad de las murallas de Palmira, siguiendo aliada de los persas. Aureliano viendo las dificultades de esta guerra entabló un tratado de paz, en el cual su enemiga conservaría sus privilegios, asignándole un retiro vitalicio por designio del Senado Romano.Zenóbia rechaza de pleno tal tratado de paz con insultante indignación hacia el Senado, sintiéndose segura tras las fueres murallas de Palmira. Con el total apoyo del persa Sápor, pero este muere dejando a los persas sumidos en luchas internas, perdiendo la reina por esta causa, uno de sus principales puntales en la guerra librada contra Roma.Aureliano sitió Palmira, terminando con la rendición de la ciudad por hambre y falta de recursos, Zenóbia pidió socorro a los persas, huyendo de la ciudad siendo perseguida por las legiones, alcanzándola junto al Eufrates y hecha prisionera, por lo tanto la ciudad de Palmira abre sus puertas a las legiones romanas sin ningún tipo de resistencia, siendo mantenidos sus privilegios como ciudad. Igualmente se consiguió la sumisión de Egipto lograda por el general Probo.
Se constituyo un tribunal en Emesa para juzgar a Zenóbia, a lo que la soldadesca de Aureliano le pedía su cabeza, ella viendo lo mal que se le presentaba su futuro, inculpó la sublevación a sus ministros y sobre todo hizo responsable a Longino. El emperador condenó a muerte a todos los denunciados.
Los triunfos de Aureliano, se fueron sucediendo, tubo no obstante que poner orden en la Galia donde el otro usurpador Tétrico se habia hecho nombrar emperador, el cual viendo el cariz que tomaban las cosas él mismo se exilia a Burdeos, a fin de permanecer lejos de los legionarios, por lo que las tropas provecharon su ausencia para dedicarse a la subversión y pillaje, forzando al emperador Aureliano la necesidad de intervenir llevándose prisionero a Tétrico como a Zenóbia, a esta la desterró a Tibur (Tíboli) donde pasó el resto de sus días. Tétrico cargado de cadenas entró en la comitiva triunfal de Aureliano, lo que no fue grato para Roma ver a un senador tratado como un enemigo, siéndole devuelta su dignidad y su cargo. Los problemas aun no terminaron para el emperador Aureliano, puesto que este ordenó en un edicto, que el valor nominal de las monedas de `plata fuera menor que el valor real, hubo una sublevación, al no dejar maniobra a los especuladores monetarios ni sus fabricantes, alzándose un motín el año 274. La rebelión fue aplastada, pereciendo unos 7.000 legionarios.
Siguió a todo ello nuevas invasiones de los bárbaros, derrotando a los francos al mando del general Probo, Costancio Cloro vence a los alamanes, y galos. Los sasanidos partidarios de Zenóbia volvieron a levantarse, por lo que Aureliano se trasladó a Iliria para contenerlos. A todo ello una conjuración organizada por su secretario Mneseo acabó en el asesinato del emperador, enero de 275. Triste fin para un hombre que lo entregó todo por Roma

XVII-AURELIANO
Autor de los Textos y la Web: Diseño y Programación Web: Did-web.com
Todos los artículos publicados en la web están bajo licencia Creative Commons: Leer Condiciones de la Licencia


Creative Commons License
www.apunteshistoria.com by Apunteshistoria
is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.